Usted está aquí:   NotiSalud > CIRUGÍA PLÁSTICA Y COSMÉTICA > Vaginoplastia

         LA VAGINOPLASTIA…
Un mundo de oportunidades en
     rejuvenecimiento vaginal


La vaginoplastia, también conocida como rejuvenecimiento vaginal, es un término muy amplio en cuanto al alcance de los procedimientos que a bien puedan ser realizados por el cirujano y requeridos por la paciente. A groso modo es entendido como el procedimiento destinado a devolverles a los músculos vaginales la tonicidad perdida producto de la distensión asociada a partos o por el envejecimiento natural. El procedimiento puede también ser entendido como el destinado a reconstruir o a modificar el aspecto exterior de la vagina.

Las cirugías íntimas femeninas o de cirugía estética vaginal como la vaginoplastia, la himenoplastia o la labioplastia, hasta hace poco muy mal valoradas por el status médico, y que ocasionan situaciones de inseguridad así como molestias de índole diversa, permiten corregir defectos, rejuvenecer o embellecer la zona íntima de la mujer.

El origen de los trastornos tales como una vagina ancha o en extremo estrecha puede ser congénita o adquirida, y pueden ser solucionados gracias a las intervenciones de cirugía estética vaginal. Algunos defectos o patologías congénitas, accidentes o traumatismos, la flacidez producto del envejecimiento y múltiples partos, producen cambios y estiramientos en la zona vaginal que si bien no significan un problema en sí mismos, pueden causar algunos efectos colaterales:

En ocasiones pueden presentarse molestias físicas o dolores, como en algunos casos de hipertrofia de labios mayores o menores, pero no debemos restarle importancia a su impacto psicológico, la baja autoestima, inseguridad en las relaciones íntimas, entre otros;

La cirugía estética vaginal (CEV) corrige defectos físicos íntimos en la mujer, permitiéndole sentirse mucho mejor, tanto física como psicológicamente.


Finalidad de la vaginoplastia

El objetivo de la vaginoplastia es entonar los músculos perineales que moldean a la vagina, dando por resultado mayor fuerza y capacidad de contracción. Los músculos perineales entonan y sujetan pubis, vagina, recto y sacro, y las cirugías asociadas a su re-moldeado se denominan perineoplastias. Durante estas cirugías, los músculos reforzados y estirados en la parte posterior de la vagina, se adjuntan y acortan con suturas solubles, mientras que al mismo tiempo, se remueven excedentes de tejido blando y piel. Haciendo esto, los músculos vaginales y el tejido blando que circundan son reducidos, apretados o corregidos, logrando un efecto de tensión sobre las paredes de la vagina.
En ocasiones, es solicitada adicionalmente la reconstrucción himeneal, aunque se trata de un procedimiento en extremo infrecuente, pero sumamente sencillo.


Procedimiento quirúrgico

El procedimiento es ambulatorio y se puede realizar bajo anestesia general o anestesia local con sedación, aunque en ocasiones, y dependiendo del tipo de procedimiento puede requerir de 24 a 48 horas de hospitalización. La operación toma generalmente alrededor de una a dos horas para realizarse.

Tipos

El procedimiento a ser elegido puede ser diferente dependiendo del tejido fino que necesita ser restaurado, junto con las metas o requerimientos propios de cada paciente:

La Vaginoplastia, como dijimos, es un término general que abarca diversos tipos de cirugías reconstructivas del periné y la vagina. De igual manera, puede estar asociado a corrección quirúrgica de otras patologías coexistentes como los prolapsos vaginales o rectales.
Entonces, podemos dividir la cirugía estética - reconstructiva vaginal y perineal en:

• Anterior: Utilizada para corregir los prolapsos vaginales anteriores de vejiga o útero;

• Posterior: Para corregir el prolapso del recto;

• Colpoperineoplastia anterior o posterior: Utilizada para corregir, reduciendo y tonificando la musculatura que rodea la vejiga, útero y/o recto, imprimiéndole mayor tensión al periné ajustando la firmeza y tensión vaginal;

• Himenoplastia: La utilización de colgajos o plastias de mucosa interna vaginal para la reconstrucción del himen;

• Labioplastia: La utilización de diversas técnicas quirúrgicas para disminuir el grosor o tamaño, eliminando excedentes o reconstruyendo los labios menores o mayores vaginales;


Riesgos

Los riesgos referentes a esta cirugía, como con la mayoría de los procedimientos invasivos quirúrgicos, incluyen los referentes a cualquier procedimiento realizado en quirófano bajo anestesia, incluyendo en especial el sangrado y la infección. Sin embargo, en referencia específicamente a la vaginoplastia, el riesgo de estenosis vaginal post operatorio podría ser considerado como complicación.
DevStudio | Diseño de páginas web